Oración a San José de Cupertino para estudiar y mejorar la concentración

 

Éxtasis y milagros


Sus éxtasis, curaciones milagrosas y sucesos sobrenaturales eran tan frecuentes que no se conocen en semejante cantidad en ningún otro santo. 

San José de Cupertino tenía el don de levitar, el don la bilocación, el don de Sanación, podía curar tan solo haciendo la señal de la Cruz, podía exorcizar los demonios, podía comunicarse con los animales, podía leer en los corazones de la gente, y tenía el don de la profecía, llegando a predecir el futuro de tres papas. Tuvo también el don de tocar corazones hacia la conversión. Multiplicaba panes, miel, vino, y cualquier comida que se le ponía en frente.  


A los que le consultaban problemas espirituales les daba siempre un remedio:"Rezar, no cansarse nunca de rezar. Que Dios no es sordo ni el cielo es de bronce. Todo el que le pide recibe".

La oración del humilde traspasa las nubes, y no descansa hasta que llega (a su destino) ni se retira hasta que el Altísimo fija en ella su mirada [...]. Eclo 35, 21.



"El temor de Yahveh es el principio de la ciencia; los necios desprecian la sabiduría y la instrucción" Proverbios 1:7


Job 28:28
Y dijo Dios a los hombres:
«Servir fielmente al Señor: eso es sabiduría;
apartarse del mal: eso es inteligencia.»
 

 
"Basta de palabras. Todo está dicho. Teme a Dios y guarda sus mandamientos, que eso es ser hombre cabal."
— Eclesiastés 12:13
 

La consecución de los bienes, tanto morales como espirituales, exige dos virtudes: una para frenar y moderar las aspiraciones exageradas del hombre, y es la humildad; la otra para preservar al hombre del abatimiento y estimularlo a la conquista de las cosas grandes, y es la magnanimidad (Summa Theologiae., II-II, q. 161, a. 1). Santo Tomás

“Bienaventurados los puros de corazón porque ellos verán a Dios  

San Jerónimo
Como Dios es limpio sólo puede conocerse por el que es limpio de corazón. No puede ser templo de Dios el que no está completamente limpio, y esto es lo que se expresa cuando dice: "Porque ellos verán a Dios". 

Oración a San José de Cupertino para ser un buen estudiante

Querido Santo, purifica mi corazón, transfórmalo y hazlo semejante al tuyo, infunde en mí tu fervor, tu sabiduría y tu fé. Muestra tu bondad ayudándome y yo me esforzaré en imitar tus virtudes. Gloria...

Amable protector mío, el estudio frecuentemente me resulta difícil, duro y aburrido. Tú puedes hacérmelo fácil y agradable. Esperas solamente mi llamada. Yo te prometo un mayor esfuerzo en mis estudios y una vida más digna de tu santidad. Gloria...

Oh Dios, que dispusiste atraerlo todo a tu unigénito Hijo, elevado sobre la tierra en la Cruz, concédenos qué, por los méritos y ejemplos de tu Seráfico Confesor José, sobreponiéndonos a todas las terrenas concupiscencias, merezcamos llegar a El, que contigo vive y reina por los siglos de los siglos. Amén. 


San José  de Cupertino modelo de pureza y humildad ruega por nosotros.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El objetivo principal del Matrimonio es ayudarse mutuamente a llegar al Cielo

Novena en Honor a Santa Filomena

Oración a Santa María Goretti por la pureza y la santidad